Hacía tiempo que no escribía aquí y es que llevo una temporada desbordado. En 2016 me incorporé a reclamador.es iniciando una de mis mejores etapas profesionales. Haré una entrada específica sobre la compañía que puso en marcha Pablo Rabanal y el equipo del que formo parte. Son geniales. Desde entonces, no solo no dejé de lado mi vida académica sino que mi propósito fue compatibilizarla y desarrollarla.  Ya en 2015 me había acreditado ante la famosa ANECA como profesor ayudante doctor y en 2017 lo hice como Profesor Contratado Doctor, tras una intensa actividad de investigación, incluyendo estancias en la Universidad de Oporto y Sao Paolo. La verdad es que 2016 y 2017 fue muy prolífico en producción académica con numerosas publicaciones de trabajos de investigación. También el año pasado la Universidad Isabel I me ofreció dirigir su nuevo máster online en marketing digital. Creo que tal vez asumí demasiada carga laboral, pues terminé como empiezo este párrafo, desbordado.

Tras 10 años como profesor asociado en la Complutense, me postulé a una plaza de profesor contratado doctor, mientras, en paralelo, el nuevo Decano de la Facultad de Ciencias de la Información me ofreció formar parte de su equipo decanal nombrándome Delegado de Comunicación Institucional. Jorge Clemente, es desde este curso académico tras ganar las elecciones, el nuevo decano de la Facultad. Jorge tiene un proyecto participativo e innovador para la Facultad, que es la pionera en la formación en comunicación en España. Han pasado muchas cosas en el sector en las últimas décadas y no puede permanecer inmóvil una institución que no solo quiere ser referencia por veteranía o calidad sino también por innovación y conexión con el mundo profesional.

Así pues, hoy comparto la noticia de mi nombramiento, con la ilusión y responsabilidad que supone abordar esta tarea por primera vez en la casa. 47 años de historia ni más ni menos de la Facultad. Es tarea de todos la comunicación, pero es verdad que es necesario coordinar los esfuerzos de profesores (somos más de 300), estudiantes y personal de administración y servicios para dotar de planificación estratégica a nuestro propio posicionamiento público. Doy las gracias a los compañeros que me han ofrecido su apoyo para desarrollar esta tarea.

Si la labor de la dirección de comunicación es fundamental en organizaciones de todo tipo, con los recientes acontecimientos que han convertido a la universidad pública en protagonista, ha quedado clara con aún más rotundidad la necesidad de abordar profesionalmente esta tarea. ¿Apostar por la universidad pública ahora? Sí, ahora más que nunca. Cito textualmente al Rector de la Complutense en su reciente comunicado en defensa de la universidad pública: “Las universidades públicas son las únicas instituciones que pueden garantizar a los ciudadanos el acceso, en condiciones de igualdad, a la educación superior, esencial para el futuro y el progreso en una sociedad y una economía cada vez más basadas en el conocimiento”.